HERMANDAD NTRA. SRA. DE LOS SANTOS Y SAN SIMÓN DE ROJAS
                       c/ San Antonio s/n (Ermita) 28931 Móstoles
                              Patrona de Móstoles
 
     


HIMNO A
NTRA.SRA. DE LOS SANTOS
 

Salve, salve, Reina de los Santos,
Madre nuestra, consuelo de amor,
salve, salve, amantísima Virgen,
lenitivo de nuestro dolor.

Ve aquí a tus hijos postrados,
a tus pies con devoción,
para implorar con fe viva,
tu clemencia y protección.

No abandones ¡oh! Madre bendita,
a este pueblo de ti preferido,
al que siempre en sus horas de pena,
tu consuelo le has concedido.

Haz que todo se conserve vivo,
al calor de tu fe y devoción.
e intercede que tu amado hijo,
nos conceda eterna salvación.

*********************************



OFRECIMIENTO
A LA SANTÍSIMA VIRGEN 

¡Oh Señora mía! ¡Oh Madre mía!
Yo me ofrezco enteramente a ti
y en prueba de mi filial afecto
te consagro en este día,
mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón;
en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo
Oh Madre de bondad,
guardame y defiéndeme
como a pertenencia y posesión tuya. Amén.


 

 CONSAGRACIÓN
DE LOS JÓVENES MOSTOLEÑOS
A SU PATRONA NTRA SRA DE LOS SANTOS

13 de mayo de 2007 

Virgen María, madre mía, me consagro a ti
y confío en tus manos mi existencia entera.
Acepta mi pasado con todo lo que ha sido,
acepta mi presente con todo lo que es,
acepta mi futuro con todo lo que será.
Te confío cuanto tengo y cuanto soy,
todo lo que he recibido de Dios.
Te confío mi inteligencia, mi voluntad, mi corazón.
Pongo en tus manos mi libertad,
mis ansias y mis temores,
mis esperanzas y mis deseos,
mis tristezas y mis alegrías.
Cuida mi vida y mis acciones,
para que sea más fiel a Dios
y, con tu ayuda, alcance la salvación.
Hazme participar de una santidad igual a la tuya.
Vuélveme conforme a Cristo, ideal de mi vida.
Te confío mi entusiasmo y el ardor de mi juventud,
para que me ayudes a no envejecer en la fe.
Te confío mi capacidad y ganas de amar
como has amado tú y como Jesús quiere que se ame.
Te confío mis incertidumbres y angustias,
para que en tu corazón yo encuentre seguridad,
sostén y luz. 
María, soberana de mi vida y de mi conducta,
dispón de mí y de todo lo que me pertenece,
para que camine siempre unido al Señor
bajo tu mirada de madre.
María, soy todo tuyo
y cuanto poseo te pertenece ahora y siempre.

Amén.

Carlos de Foucauld


HIMNO A 
SAN SIMÓN DE ROJAS 

Con voces que lleguen al cielo
cantemos al siervo más fiel de María

Al glorioso Simón ofrendemos 
el lauro, la palma y el vitor triunfal pleitesia

porque él enseño a los hijos de España
a rezar el saludo 
del Ave María.

Vuelve a nosotros tus dulces ojos
vuelve a nosotros tus ojos bellos
danos oh madre morir por ellos
como a tu siervo Simón de Rojas

y así en la dicha o en las congojas
es nuestra ofrenda sencilla y pía 
siempre decirte con toda el alma

Ave María

**********************************



AVE MARÍA 
 
Dios te salve, María;
llena eres de gracia;
el Señor es contigo;
bendita Tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto 
de tu vientre, Jesús. 
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora
de nuestra muerte. Amén.

Oración en la Ermita de Móstoles. 
9 de abril de 2010
Con motivo de la acogida de la Cruz
y el Icono de la Virgen de la JMJ 

Padre Eterno, tú te has servido elegir este lugar
como morada y has puesto en él
el trono de La Virgen Madre,
Reina de los Santos, en el corazón
de la ciudad de Móstoles.
Sus puertas abiertas
son el signo de los corazones de la Iglesia
que peregrina en Móstoles.
Corazones que se abren a tu paso
por nuestras vidas.
Queremos dejar entrar la misericordia
que tu Hijo tuvo clavado
en el madero de la Cruz.
Haznos luz de esa misericordia.

Somos tus hijos María.
Haznos dignos de serlo.
Y así como a san Simón de Rojas
lo colmaste de caridad
y solicitud por los pobres,
llena nuestro anhelo con la contemplación
de tu Hijo muerto y resucitado.
Y sentado a la derecha
del Padre Celeste.
Que seamos luz
para cuantos andan a oscuras
o buscan a Dios
en donde no lo pueden encontrar.
Abre los ojos
de los que se han hecho incapaces
de reconocerle.
Sé nuestra reina
y haznos tus santos en el cielo.
Por Jesucristo Nuestro. Señor. Amén.
 
 
CONSAGRACIÓN DEL C.D. MÓSTOLES 
A SU PATRONA 
NTRA. SRA. DE LOS SANTOS 

cada septiembre

¡Virgen María y Madre nuestra!
En tus manos confiamos todos los esfuerzos
que los jugadores del Club Deportivo Móstoles realizamos
para llegar a conquistar el deseado triunfo y
el ascenso a al segunda División.
Grande es nuestra responsabilidad.
Acepta nuestro pasado con todo lo que ha sido,
acepta nuestro presente con todo lo que es,
acepta nuestro futuro con todo lo que será.
Estamos llamados a convertir el deporte
en ocasión de encuentro y de diálogo,
superando cualquier barrera de lengua, raza y cultura.
Que el deporte nos dé una valiosa aportación 
al entendimiento pacífico entre los pueblos
y contribuya a que se consolide en los hombres
la nueva civilización del amor.
Que nuestra pasión por el deporte
contribuya a la solidaridad humana,
a la amistad y a la buena voluntad
entre los distintos equipos.
Que nuestros esfuerzos físicos sean una parte
de nuestra búsqueda de los valores más elevados,
que forjan el carácter y dan dignidad y sentido 
de realización plena a nuestras vidad.
La vida misma es una competición y un esfuerzo
en busca de la bondad y la santidad.
Te pedimos que todos nuestros empeños,
sacrificios y desvelos, sean colmados en nosotros
y siempre que salgamos al campo sea con alegría
y convencidos de que Tú nos ayudas en nuestras vidas.
María, soy todo tuyo
y cuanto poseo te pertenece ahora y siempre.
Amén  

 
ANGELUS 

V. El Ángel del Señor anunció a María,
R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.
Avemaría.

V. He aquí la esclava del Señor.
R. Hágase en mi según tu palabra.
Avemaría.

V. Y el Verbo se hizo carne.
R. Y habitó entre nosotros.
Avemaría.

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
R. Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración
Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia
en nuestras almas para que los que,
por el anuncio del Ángel,
hemos conocido la encarnación
de tu Hijo Jesucristo,
por su Pasión y Cruz 
seamos llevados a la gloria de su Resurrección.
Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.
R. Amén.


MAGNIFICAT


Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador,
porque ha mirado la humillación de su esclava. 

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí.
Su nombre es Santo y su misericordia
llega a sus fieles de generación en generación. 

Él hace proezas con su brazo,
dispersa a los soberbios de corazón.
Derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes.
A los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos despide vacíos. 

Auxilia a Israel su siervo,
acordándose de su santa alianza
según lo había prometido a nuestros padres
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre. 

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
como era en principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. 

Amén.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
REZAR EL ROSARIO


Se comienza diciendo:

Por la señal de la Santa Cruz, (se marca la Cruz en la frente)
de nuestros enemigos, (se marca la Cruz en los labios)
líbranos Señor Dios Nuestro (se marca la Cruz en el pecho).
En el Nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Se sigue con el Acto de Contrición. 
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío;
por ser Vos quien sois, Bondad infinita,
y porque os amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón de haberos ofendido;
también me pesa porque podéis castigarme
con las penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia,
propongo firmemente nunca más pecar,
confesarme y cumplir la penitencia
que me fuere impuesta. Amén. 

Se reza al comienzo de cada misterio un Padre Nuestro,
y se prosigue con los diez Ave María
meditando el misterio que corresponda.
Terminados los diez Ave María se hace un Gloria
y jaculatoria: María, Madre de gracia,
Madre de misericordia,
defiéndenos de nuestros enemigos
y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén. . Y otra vez se inicia un misterio con el Padre Nuestro

Misterios gozosos (Lunes y sábados)

1. La Encarnación del Hijo de Dios.
2. La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
3. El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén.
4. La Purificación de Nuestra Señora.
5. El Niño perdido y hallado en el Templo.



Misterios dolorosos (Martes y viernes)

1. La Oración del Huerto.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. La Cruz a cuestas.
5. Jesús muere en la Cruz.



Misterios gloriosos (Miércoles y domingos)

1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora.
5. La Coronación de María Santísima.


Misterios luminosos (jueves)


1. El Bautismo en el Jordán
2. La autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná; 
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión; 
4. La Transfiguración; 
5. La institución de la Eucaristía. 



Al terminar los cinco misterios:

Dios te salve, María, Hija de Dios Padre,
llena eres de gracia...........

Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo,
llena eres de gracia..........

Dios te salve, María, Esposa de Dios
Espíritu Santo, llena eres de gracia...

Letanía de la Santísima Virgen María

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos
Dios, Padre celestial
Dios, Hijo Redentor del mundo
Dios, Espíritu Santo
Trinidad santa, un solo Dios
Santa María
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las Vírgenes
Madre de Cristo
Madre de la Iglesia
Madre de la Divina Gracia
Madre purísima
Madre castísima
Madre y Virgen
Madre sin mancha
Madre inmaculada
Madre amable
Madre admirable
Madre del buen consejo
Madre del Creador
Madre del Salvador
Virgen prudentísima
Virgen digna de veneración
Virgen poderosa
Virgen acogedora
Virgen fiel
Ideal de santidad
Trono de sabiduría
Causa de nuestra alegría
Templo del Espíritu Santo
Obra maestra de la gracia
Modelo de entrega a Dios
Rosa escogida
Fuerte como la torre de David
Hermosa como torre de marfil
Casa de oro
Arca de la Nueva Alianza
Puerta del cielo
Estrella de la mañana
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consoladora de los tristes
Auxilio de los cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Apóstoles
Reina de los Mártires
Reina de los confesores de la fe
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los Santos
Reina concebida sin pecado original
Reina llevada al cielo
Reina del Santo Rosario
Reina de la Familia
Reina de la paz

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
Perdónanos Señor 

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
Escúchanos Señor

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
Ten piedad de nosotros

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.
 

A LA VIRGEN MARÍA ANTE 
LAS TENTACIONES 

Madre querida
acógeme en tu regazo,
cúbreme con tu manto protector
y con ese dulce cariño
que nos tienes a tus hijos
aleja de mí las trampas del enemigo,
e intercede intensamente
para impedir
que sus astucias 
me hagan caer.
A Ti me confío
y en tu intercesión espero.
Amén. 

**************************************

SALVE 

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra;
Dios te salve. A Ti llamamos
los desterrados hijos de Eva;
a Ti suspiramos, gimiendo y llorando,
en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos;
y después de este destierro muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clementísima, oh piadosa,
oh dulce siempre Virgen María!

V.Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. 
R.Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
 
 
************************************** 
 
 
SALVE REGINA 

Salve Regina, Mater misericordiae,
Vita dulcedo et spes nostra salve.
Ad te clamamus exsules filii Hevae.
Ad te suspiramus gementes et flentes,
in hac lacrimarum valle.
Eja ergo advocata nostra,
illos tuos misericordes oculos ad nos converte.
Et Jesum benedictum
fructum ventris tui
nobis post hoc exsilium ostende.
O clemens, o pia,
o dulcis Virgo Maria. 



**************************************
 
 
 
BENDITA SEA TU PUREZA

Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.
A ti, celestial princesa,
Virgen sagrada, María,
te ofrezco en este día
alma, vida y corazón.
¡Mírame con compasión!
¡No me dejes, Madre mía¡