HERMANDAD NTRA. SRA. DE LOS SANTOS Y SAN SIMÓN DE ROJAS
                       c/ San Antonio s/n (Ermita) 28931 Móstoles
                              Patrona de Móstoles
 
     
HISTORIA DE LA ERMITA DE NTRA. SRA. DE LOS SANTOS
 
 

     Tan pronto como se apareció en Móstoles la imagen de Ntra. Sra. de los Santos. se pensó contruir una capilla donde recibiese el culto de los mostoleños. Obra que se llevó a cabo inmediatamente. Dicha capilla estuvo instalada en el mismo sitio donde se apareció la imagen, y comprendía el espacio que hoy ocupa la parte superior de la Ermita actual. La Imagen se colocó en el punto donde hoy está la sacristía, sobre un modesto altar, que es donde altualmente se revisten los Sacerdotes para decir Misa.
Así estuvo durante 88 años, hasta que en el año 1602 donó generosamente Doña Constanza de Rojas la casa que la pertenecía y que lindaba con el primitivo santuario, para ampliarlo y reedificarlo.
Empezó a reedificarse el templo el día 7 de Mayo de 1602 y no habiendo fondos suficientes para ello, hubo necesidad de obligar a los vecinos a que ayudasen unos con su dinero y otros con su trabajo personal, siendo el labrador Basilio Manrique el primero que en su carro y yunta condujo materiales para las obras. Estas tardaron mas que debieron en terminarse por la escasez de fondos. Al fin, quedó concluida la Ermita el 24 de Agosto de 1605, resultando el templo hermoso y apropiado para lo que estaba destinado.
        Consta de una sola nave y fue decorado con magnificencia. Tiene un hermoso retablo a cuyos lados se hallaban colocadas las imagenes de San Joaquin y Santa Ana (los padres de la Virgen). hoy se encuentran El Sagrado Corazón de Jesús, y el Sagrado Corazón de María. También contien el templo espejos del siglo XVII, cornucopias admirables, cuadros de marcos talladeos primorosamente. LA VIRGEN (Patrona de Móstoles) está colocada en su camarín y al pie de ella hay una pequeña efigie de Sacerdote muy bien construida, vestida con alba, cíngulo, casulla y demas ornamentos, cual si fuere a decir misa, a cuay imagen la llama el pueblo El Curita de la Virgen, creyéndose que fué hallado a la par que aquélla hermosa Virgen.
Sobre el camerin de la Virgen, escribe el escritor D. José Nogales
<<Vimos unos magnificos espejos de marco de ébano, tallados, con riqueza singular; unas hermosas cornucopias; unos decorativos retratos de los fundadores; un tríptico italiano entre cien relicarios de formas primorosas, raras y elegantes. Aquel templo es algo mas que una Ermita. Es un museo de época qeu merece ser estudiado, visitado y reporducido con bastantes detalles.